Invertir en publicidad digital: La clave del éxito ante el ‘efecto Trump’

Invertir en publicidad digital: La clave del éxito ante el ‘efecto Trump’

Justo en el momento en que Donald Trump tomó la presidencia de los Estados Unidos, las amenazas pasaron a ser golpes hacia la economía de México.

El primer golpe fue la cancelación de la planta de Ford en San Luis Potosí, en la cual se pretendían invertir alrededor de 1,600 millones de dólares (mdd). Le siguió la inminente devaluación del peso, tras la histórica alza del dólar cuyo cierre máximo se registró en $22.25 pesos.

Hoy el ‘efecto Trump’ se está presente en todos los mercados mexicanos. El efecto ha contagiado las inversiones de las empresas transnacionales en México, por lo que el desarrollo de las aerolíneas, el turismo, las exportaciones y las PyMES se está viendo gravemente afectado.

Los analistas prevén una inflación de 5.25%, sin duda un panorama desalentador. Ante una crisis financiera de tal magnitud, los mercados mexicanos seguramente pensarían en reducir los presupuestos. ¿El primero? El destinado a los fines publicitarios. Lo cual sería un rotundo error.

Ya lo vivimos anteriormente, para ser exactos en 2008 durante la Gran Recesión. El banco Washington Mutual, la inmobiliaria española Martinsa-Fadesa, la electrónica estadounidense Circuit City Stores, son sólo algunas de las tantas empresas en todo el mundo que no fueron capaces de soportar la crisis financiera.

En el mismo año en que estas empresas cerraron sus puertas, el gasto en publicidad disminuyó en un 10%. ¿Qué pasó? No invertir en publicidad provocó que las empresas obtuvieran menores ingresos, menor crecimiento post-recesión y menor participación en el mercado.

En cambio, las compañías que invirtieron en publicidad aumentaron sus ventas un 256% más que las que cortaron sus presupuestos. Y mejor aún, incluso dos años después, los resultados siguieron favoreciendo con un 9% más, lo que los llevó a alcanzar el 265% de ventas cuando la recesión terminó.

BLOG-GRAFICA-INTAGONO-EFECTOTUMPMARZO2017

Otro ejemplo es la recesión de 1980, que contempla una gran lección sobre el presupuesto destinado al marketing. El mundo vio cómo Ford casi termina en quiebra tras recortar su presupuesto en publicidad durante 1990. Por otro lado, Renault puso en marcha una campaña de publicidad que convirtió al Clio en un gran éxito comercial, superando triunfante la crisis económica de los ochenta.

Al momento, con Donald Trump como presidente de los Estados Unidos, la crisis está provocando un fuerte impacto en la economía de México. Esa es la mala noticia. La buena es que la decisión de recortar o invertir en publicidad determinará cuáles empresas mantendrán a sus consumidores o cuáles los dejarán ir a la competencia. ¿Qué decisión tomarás tú?

Lejos de hacer marketing tradicional, en Escudería Intagono unimos distintas herramientas de marketing digital junto a nuestro proceso que convierte extraños en prospectos, prospectos a clientes, y clientes a fieles embajadores de tu marca.

Podríamos seguir hablando sobre cómo ante una situación futura complicada, la crisis puede convertirse en una oportunidad de negocio utilizando marketing digital como diferenciador, pero hay una frase de la revista Entrepreneur que resume esto mejor: “When times are good, you should advertise. When times are bad, you MUST advertise.”

 

Fuentes:
Advertising in a Recession, 1999, ed. Patrick Barwise, London Business School.
McGraw-Hill Research’s Laboratory of Advertising Performance (LAP)

Intagono

Conferencia: Negocios con otro enfoque | AmCham

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>