KPI’s: ¿Cuáles son los más importantes en una campaña?

Seguramente has escuchado las siglas KPI en tus reuniones con el equipo de Marketing, pero no estás completamente seguro para que sirven o cómo identificarlas.

Debido a la constante digitalización de empresas, es complejo mantenerte al día y comprender todos los términos que los expertos utilizan para analizar tus campañas estratégicas en Social Media o en Google.  

¿Qué es un KPI?

Los KPI’s corresponden a las siglas en inglés de Key Performance Indicators, osea indicadores clave del desempeño. Los KPI’s son métricas cuantificables que permiten valorar el éxito de una acción. 

Funcionan como indicadores para que puedas ver y analizar el rendimiento, la progresión y la rentabilidad de tus esfuerzos publicitarios.

 ¿Cómo deben ser tu KPIs?

Es primordial que el primer paso sea la definición de los objetivos de la campaña. Definir hacia dónde vamos y qué queremos conseguir (Ventas, suscripciones, mensajes, citas, etc)

A diferencia de los objetivos generales de Marketing, los KPI’s son métricas específicas y medibles de manera cuantitativa.

Por lo que te recomendamos centrarte en un número limitado de variables, así podrás analizar a detalle y detectar hasta los más pequeños cambios. Puntualmente entre 4 y 10 indicadores máximos para medir los resultados de tus campañas. 

Otro punto clave para elegir tus KPIs dependerá de la etapa de crecimiento de la marca con la que estés trabajando en el momento. 

  • Si estás en una etapa de pre-lanzamiento: métricas que midan la validación de tu modelo de negocio.
  • Si acabas de lanzar tu producto o servicio: opta por mantener especial atención a tus ingresos y renovaciones. 
  • Si estás en un proceso de expansión: recuerda revisar tanto indicadores rezagados como tu historial de ventas y los indicadores principales como el coste de este crecimiento.

KPI’s más importantes para campañas

Cada empresa debe crear una estrategia adecuada para sus objetivos, los expertos coincidimos en un listado de KPIs a considerar:

  • Tasa de engagement en redes sociales: Mide el grado de conexión que existe con tu mercado meta en redes sociales. Puedes considerar el número de “Me gustas”, comentarios, retweets o favoritos en un periodo de tiempo determinado.
  • Tráfico: es el número de visitas que recibe nuestro sitio web durante un periodo determinado. Suele contarse los visitantes únicos, es decir, aunque una persona haya ingresado varias veces a nuestra web, solo será contabilizada una vez.
  • Tasa de rebote: El rebote es la acción del usuario de abandonar la web tras haber visto sólo una página web y haber pasado solo unos segundos en el sitio. El periodo suele estimarse dentro de los 30 segundos.
  • Conversión: Se produce una conversión cuando el usuario realiza una acción concreta que hemos establecido.
    El porcentaje de conversión resulta de la división del número total de conversiones entre el número total de visitas.
  • CPC: Costes por click. Son costes que la empresa realiza cuando coloca un anuncio en Facebook o Google. Solo pagará cuando un usuario haga clic en dicha publicidad.
  • CPM: Costo por mil. Mide el costo de un anuncio por cada 1000 impresiones.
  • CPL: Costo por lead. Exige algo más del usuario, ya sea llenar un formulario, realizar una descarga o una suscripción. 

Clases de indicadores

Existen numerosas clases de indicadores de desempeño pero a continuación te mencionamos los esenciales: 

  • Visibilidad: Mide los factores que impliquen en nuestra presencia ante el mercado meta. Ejemplo: Número de seguidores, fans, clicks, alcances, retweets, suscriptores…
  • Interacción: Considera las acciones y suma el número de “me gusta”, shares y retweets para facilitar al cliente una síntesis de la tasa de engagement global. 
  • Influencia: Aquí se agrupan los comentarios positivos y negativos, las respuestas e interacciones.
  • Conversiones: Hace referencia a los indicadores más cuantitativos como ventas, suscripciones, etc.

En conclusión 

Para tomar decisiones estratégicas adecuadas es necesario llevar un seguimiento puntual y conocer que nuestros esfuerzos no han sido en vano.

Una buena medición y análisis de tus KPIs te permitirá comparar las acciones en diferentes años o meses y conocer qué contenidos, técnicas y tendencias son las que más éxito han tenido frente a tu mercado.