Entradas

La mayoría de nosotros seguro recuerda con cariño o con algo de gracia alguna frase típica que decía nuestra mamá, e incluso hoy en día encontramos memes o videos en Internet que hacen referencia a esas sabias palabras, algunas para disciplinarnos o decirnos que no podíamos hacer nuestra voluntad, por ejemplo: “si te portas mal, te va a llevar el viejo del costal” o “aquí no es hotel, ¡no puedes llegar cuando quieras!”, entre otras tantas.

En este mes en que festejamos a las mamás, queremos hacer tributo a su enseñanza y amor con ligeras dosis de disciplina, a través de 7 frases que nuestra mamá nos diría si nos viera haciendo mal las cosas, pero aterrizadas en el terreno del SEO.

  • ¡O me limpias este sitio, o no sales en los resultados!

Tienes tu negocio y tu sitio web para tener más presencia en Internet, pero ¿qué tan seguido depuras el tiradero?. Hablando de tu sitio, es aconsejable que al menos una vez al mes solicites o realices una limpieza del código, arreglar URLs con errores, errores de redireccionamiento, indexación, rastreo, etc., para que tu sitio cargue más rápido… ¡y cuidadito que no sea responsivo, porque entonces no sales!

  • Vas y me sacas la basura de tu perfil de backlinks.

Es importante que analices tu perfil de backlinks de forma frecuente y saques la basura, pues nunca sabes quién esté enlazado a tu sitio y que tantos problemas te pueda causar al final del día. Si no realizas esta tarea, algún competidor puede apuntar tu sitio a docenas de sitios negativos y afectar tu ranking. ¡Vamos, a sacar lo que no sirve!

  • Ese contenido no se va a crear solo.

Mantener tu sitio actualizado con contenido relevante, de forma constante, es de hecho un factor importante para los motores de búsqueda. Un blog es una gran forma de agregar contenido fresco, o también puedes probar con algunos videos DIY o tutoriales, de acuerdo al giro de tu empresa.

  • Y si tu competencia roba contenido, ¿tú también lo harás?

“Espiar” las keywords en las que se enfocan tus competidores puede ser un dato muy útil, pero como en todo, no hay que abusar. Existen compañías que copian de forma excesiva a sus competidores y quedan en evidencia. Qué mejor que hacer nuestro propio contenido y evitar problemas legales por uso ilegal de la información.

  • Aquí no vas a hacer lo que quieras (con tus clientes)

Si tienes un negocio donde el contacto con el cliente es común, procuremos no tratarlos como si fueran nuestros hijos. No podemos decirle al cliente que no hay de otra, necesitamos buscar siempre la mejor solución posible, para generar una mejor impresión de nuestra marca.

  • ¡Me respetas porque soy tu jefe!

Como dueño de un negocio, CEO, director, manager, supervisor o como desees llamarle, es muy importante no sentirse la máxima autoridad en los negocios en general. El tener un puesto importante implica también ser una persona solidaria, respetuosa y muy humana con su equipo. El respeto se gana con respeto.

  • Si no haces caso, Google te va a penalizar.

No te llevará “El Coco”, pero si no hacemos caso a las reglas indicadas por Google, entonces sí podemos meternos en muchos problemas, así como recibir penalizaciones y perder posicionamiento en los motores de búsqueda. Es importante estudiar hasta dónde podemos llegar, para poner el juego a nuestro favor.

Si alguna de estas frases te hizo recordar a tu mamá o al menos te ayudamos a que percibas lo que puedes mejorar en tu negocio, ¡enhorabuena! Pon manos a la obra y contacta al mejor equipo digital. Créenos, tu mamá se sentirá orgullosa de saber que sigues siendo muy obediente.

A simple vista parece que uno de los últimos elementos que llama atención de las páginas web es el contenido. Vamos, lo entiendo, las páginas web por sí solas son un encanto. En primer lugar porque de ser una página web bien ejecutada, el diseño, la composición, los colores y la programación acaparan la atención. Todas las piezas parecen estar en su lugar. El funcionamiento de la página cumple con las expectativas y el diseño enamora, pero… ¿qué pasa si no encuentras lo que estás buscando?

Independientemente del tipo de sitio, ya sea corporativo, comercial o personal, tiene la consigna de informar. El trabajo de copywriting, comienza por pensar ¿qué espera ver el usuario al llegar al sitio? Me gusta pensar en que más que un usuario, estamos hablando de una persona. Finalmente, es una persona que va en busca de algo, responde a sentimientos y expresa emociones, de ahí que el contenido que le brindemos sea lo suficientemente original, atractivo e informativo.

En las páginas web el contenido es protagonista tras bambalinas. Sólo basta con hacer las cosas bien y aquí hay tres consejos para lograrlo:

Siempre sé original
Aunque parezca increíble, Google detecta cada uno de los sitios web y los posiciona orgánicamente tomando en cuenta varios aspectos, siendo uno de ellos el contenido. De ahí la importancia de crear contenidos completamente originales. Si haces copy-paste, la infalible sabiduría de Google lo detectará y la calidad de tu sitio caerá.

Atrae clientes de manera natural
“¿Cansado de no vender? ¿Cansado de las típicas técnicas para hacer marketing? ¡El marketing tradicional ha quedado en el pasado! Pruebe nuestra nueva fórmula…” Sí, eso ya no funciona. Si pretendes vender haciendo un infomercial, lo único que lograrás es espantar a quienes visiten tu página web. Apuesta por un lenguaje que provoque reacciones positivas en tus clientes de manera natural. Lo mejor es utilizar un tono agradable, humano y cercano. 

Por último: Atrévete a escribir
No importa que si eres un emprendedor o un director, finalmente tú eres el único que sabe lo que quiere comunicar. Siéntete libre y escribe todo lo que tengas que decir. Los textos finales pasarán por las manos del copywriter quien se encargará de pulir tu estilo y darle un tono mercadológico a tus letras.

Como ven, sobran razones para hacer copywriting de calidad en sitios web. Finalmente las personas quieren encontrar aquí la información que están buscando y por eso, las páginas web son el lugar donde las letras brillan más.